viernes, 6 de mayo de 2011

Anoche, lluvia de meteoritos...



Anoche, los que consiguieron mirar al cielo,
 pudieron observar 
estrellas fugaces y pedir varios deseos.

 En realidad, se trata de una lluvia de meteoritos: 
fragmentos del cometa Halley. 

Sí, el Planeta Tierra se cruzó con la estela que dejó el famoso
 cometa cada vez que pasó cerca.

¿Qué se pudo observar?


 Destellos de luz en el cielo, con trayectorias de largos,
 brillos y colores variables. 

Solo fueron visibles por unos pocos instantes,

 aunque es posible que algunos dejen una estela antes 

de desaparecer por completo.

Esta lluvia de meteoritos se conoce bajo el nombre de "Eta Acuáridas". 

Es algo común a comienzos del mes de mayo de cada año,
cuando la Tierra cruza la órbita del famoso cometa Haley.

 Estos fragmentos pueden superar los 100.000 kilómetros por hora, 
entran en combustión por la fricción con el aire. 

El brillo se percibe desde la Tierra.